Formas de pagar mi tarjeta de credito

| 31 julio, 2015 | 0 Comentarios

Las tarjetas son medios de pago emitidos por una entidad financiera o un comercio. Son utiles ya que nos permiten realizar operaciones sin tener que llevar encima dinero en efectivo.

Son el medio de pago más aceptado para efectuar compras por Internet, en viajes y desplazamientos. Hoy en día, una tarjeta de crédito es casi algo fundamental para alquilar un coche, comprar un billete de avión y reservar una habitación de hotel.

Existen tarjetas no bancarias, que sirven exclusivamente para comprar en los establecimientos comerciales que las emiten (grandes almacenes, cadenas de tiendas, etc.).

Las tarjetas de fidelización pueden ser emitidas por establecimientos comerciales o de servicios (por ejemplo, líneas aéreas) y permiten acumular puntos que dan derecho a descuentos o regalos.

En caso de pérdida o robo, la general aceptación de las tarjetas hace que existan bastantes posibilidades de uso indebido.

Respecto al pago en nuestro resumen, existen distintas formas.

Pago mensual por la totalidad: es la más sencilla y tradicional. El saldo deudor (todos los gastos realizados durante el mes) se paga con cargo a su cuenta el primer día del mes posterior. Cada mes recibirá un extracto con las operaciones realizadas en el periodo anterior y el saldo final que se le cargará en la cuenta asociada. Debe tener dinero suficiente para pagar todo el saldo y liquidar la deuda. Si lo paga de esta forma no se le cargarán intereses.
Pago aplazado: es la modalidad de «cuota flexible» o revolving. Permite al titular financiar sus compras según sus necesidades, ya que elige cuánto quiere pagar cada mes. Es decir, con estas tarjetas es posible aplazar el pago mediante una cuota, fija o flexible, como si se tratara de la amortización de un préstamo.

Si la cuota mensual es reducida, puede ocurrir que no sea suficiente para pagar todos los intereses generados hasta ese momento, por lo que la deuda se incrementará en la cantidad necesaria.

Para las personas que piensan que realizar el pago mínimo de las tarjetas de crédito es una manera confiable de manejar sus finanzas, se equivocan, ya que equivale a extender más la deuda.

Tener cinco tarjetas de crédito no representa un signo de inestabilidad financiera, pero la organización en el consumo y programación en los pagos es clave para tener buena reputación en las entidades.

La recomendación es mantener tres plásticos para administrarlos entre financiamiento, emergencia y medio de pago. Si tiene tres tarjetas, puedes utilizar una para financiar tus compras, otras para diferir el pago y para cualquier emergencia; esta es la práctica más sana.

Advirtió que los tarjetahabientes deben estar conscientes de su capacidad de pago para tomar decisiones sobre el manejo de dinero; todo dependerá de este aspecto.

Recordar fechas es importante. La primera es para programar el pago de la deuda, la segunda es la fecha de facturación de los gastos y la última es el momento para pagar.

Para lograr un mejor uso del financiamiento plástico, es recomendable consumir después de la fecha de corte, para que ese gasto se refleje en la próxima facturación y pueda tener un plazo mayor para honrar el pago. Una clave para evitar el endeudamiento “crónico” es poder pagar las cuotas con comodidad.

Tags:

Categoría: Bancos, Tarjetas de credito

Deja un comentario


Logo FinancialRed